San cocinero

En la ciudad hay muchos como él.  Tildados de locos por algunos, limosneros para otros o simples sin vergüenzas. Estampas de santos venerados por los devotos protagonizan casi siempre la súplica. En esta ciudad la gente enloquece de algo, por algo o para algo, pero siempre cree en algo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: